Historia Geológica

HISTORIA DE UN RIO ENCAJADO EN LA PENILLANURA

La historia geológica del Tajo Internacional está ligada a los levantamientos y plegamientos de las orogenias Hercínica y Alpina y la erosión ejercida por un río encajado en la penillanura.

La historia geológica del Tajo Internacional tiene sus comienzos en el Precámbrico, hace más de 600 millones de años, cuando en el talud de una plataforma marina (entre 200 y 1000 metros de profundidad) se depositaron sedimentos arenosos, limosos y arcillosos que originaron los materiales que conforman lo que hoy se denomina “Complejo Esquisto-Grauváquico”. Posteriormente, continuaron depositándose materiales y fue durante la Orogenia Hercínica (hace unos 300 millones de años) cuando se sometieron a enormes esfuerzos que originaron levantamientos y plegamientos.

La formación de la Penillanura tuvo lugar mucho más tarde, como consecuencia de la fuerte erosión ejercida fundamentalmente por los ríos que vierten hacia el Mediterráneo, quedando el zócalo existente en ese momento prácticamente arrasado. La Orogenia Alpina se encargó de rejuvenecerlo, provocando un basculamiento general hacia el oeste, responsable de la actual orientación de los ríos en esa dirección, y la aparición de grandes bloques levantados y hundidos en el citado zócalo, produciéndose numerosas líneas de fractura por las que se encajarían más tarde los cauces fluviales.

TE PUEDE INTERESAR ...