VELAR POR EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA AMBIENTAL

Las tareas de vigilancia del medio natural constituyen una de las medidas esenciales para la gestión de las áreas protegidas pues con ellas se vela por el cumplimiento de la normativa ambiental y de las medidas preventivas y correctoras indicadas en las autorizaciones e informes ambientales.

Estas tareas son competencia en la Comunidad Autónoma de Extremadura del Cuerpo de Agentes del Medio Natural, adscrito a la Dirección General de Política Forestal de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio. Los Agentes del Medio Natural tienen atribuida como función básica la custodia y policía de los recursos naturales y del medio ambiente, así como el control de las situaciones y procesos que, de forma natural o no, se produzcan en su ámbito y de aquellas otras tendentes al mismo fin que les asigne el ordenamiento jurídico vigente.