Seguimiento y Monitorización Ambiental

SEGUIMIENTO Y VALORACIÓN DE INDICADORES AMBIENTALES

Las acciones de seguimiento y monitorización en áreas protegidas tienen como principal objetivo detectar los cambios que se producen en el medio y/o en las especies que habitan en él, y si es posible, determinar sus causas. Se realizan habitualmente sobre especies objetivo previamente seleccionadas, que suelen corresponderse con especies sensibles que actúan como bioindicadoras. Constituyen un componente esencial para la gestión de los valores naturales de las áreas protegidas, ya que además de informar sobre el estado de los ecosistemas en un momento temporal concreto, facilitan información científica para guiar la gestión y la planificación a medio y largo plazo de estos enclaves.

A continuación se presentan algunas de las acciones de seguimiento ambiental que se llevan a cabo de forma periódica en el ámbito del Tajo Internacional.

POBLACIONES REPRODUCTORAS DE CIGÜEÑA NEGRA Y GRANDES AVES RAPACES REPRODUCTORAS

Las características del Tajo Internacional hacen de este enclave una de las regiones europeas de mayor importancia para la conservación de estas especies protegidas. Anualmente los técnicos del Servicio de Conservación de la Naturaleza y Áreas Protegidas junto con los Agentes del Medio Natural y el personal de la administración portuguesa, realizan un seguimiento anual de las poblaciones reproductoras de cigüeña negra (Ciconia nigra), águila imperial ibérica (Aquila adalberti), águila real (Aquila chrysaetos), águila perdicera (Aquila fasciata), buitre negro (Aegypius monachus) y alimoche (Neophron percnopterus), presentes en el territorio que conforma la Reserva de la Biosfera.

Son censos absolutos cuyo objetivo es la localización de la totalidad de las parejas reproductoras y sus plataformas de nidificación, así como comprobar el éxito de su reproducción.

POBLACIONES DE AVUTARDA Y OTRAS AVES ESTEPARIAS

En la Reserva de la Biosfera Tajo-Tejo Internacional se localiza la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Llanos de Alcántara y Brozas, área esteparia de origen agroganadero formada por grandes extensiones llanas o ligeramente onduladas, prácticamente desarboladas, en las que domina el estrato herbáceo. La comunidad de aves esteparias en esta zona está bien representada, con poblaciones de avutarda, sisón, ganga ortega, ganga ibérica, alcaraván, aguilucho cenizo, cernícalo primilla, cogujada común y montesina, calandria y terrera común y otras pequeñas aves ligadas a ambientes esteparios o agroganaderos de secano.

Anualmente, la Dirección General de Sostenibilidad realiza el seguimiento de algunas de las principales especies esteparias más vulnerables, destacando la avutarda, especie sobre la que se poseen mayor número de datos históricos y con mayor continuidad. En la actualidad, se trabaja para dedicar un mayor esfuerzo y medios al estudio de las poblaciones de sisón, especie recientemente catalogada “en peligro de extinción”.

POBLACIONES DE MILANO REAL INVERNANTE

El acusado descenso de la población de milano real en los últimos años ha propiciado su catalogación como “en peligro de extinción” tanto a nivel nacional como regional. En base a esta situación, además del seguimiento de la población reproductora de milano real presente en Tajo Internacional, se lleva a cabo un censo de dormideros durante el periodo de invernada (de mediados de octubre a mediados de marzo), cuando esta especie se vuelve más frecuente con la llegada de ejemplares provenientes del centro de Europa.

La metodología empleada para este seguimiento es el avistamiento en los dormideros localizados, de individuos en vuelo directo durante las últimas horas del día y la anotación de direcciones de vuelo, contabilizando los individuos posados en el dormidero y predormideros; los individuos entrando al dormidero; y las aves en vuelo durante “revuelos” sobre el mismo.

SEGUIMIENTO FENOLÓGICO

Mediante el «Programa de seguimiento fenológico» se pretende estudiar los efectos del cambio climático en la Red Española de Reservas de la Biosfera, involucrando en su desarrollo a los diferentes sectores de la sociedad representados en estos espacios: gestores, profesionales, profesores, escolares, agricultores, ganaderos y público en general.

El programa realiza un seguimiento continuado de especies comunes de fauna y flora en las reservas de la biosfera con el fin de analizar cambios a largo plazo (adelantos o retrasos) de las fechas en las que tienen lugar los diferentes hechos biológicos que caracterizan a las especies estudiadas: migraciones, floraciones, reproducción, etc.

Las especies seleccionadas como indicativas para el Tajo Internacional son:

  • Plantas: almendro, plátano de sombra, encina, castaño, olivo, roble melojo, lirio lusitano, jara pringosa, madroño y majuelo.

  • Aves: golondrina, abejaruco, alimoche, grulla, cigüeña blanca, avefría, cigüeña negra, cernícalo primilla, somormujo lavanco y ánade real.

  • Invertebrados: abeja, almirante rojo, mariposa de la col, mariposa macaón y libélula escarlata.

Los observadores sólo tienen que registrarse e introducir los datos de fenología observados en la sección habilitada para ello en la página web de la Red Española de Reservas de la Biosfera.